Menú Cerrar

Etiqueta: Conductores

Agresividad al volante y las carencias emocionales

Agresividad al volante y las carencias emocionales van de la mano. Mostrar una actitud agresiva cuando vas conduciendo, además de ser tremendamente idiota, chunormal y estúpido, porque estás jugando con tu vida y con la de los demás, también es causa de tener una vida de mierda por varias razones. Hoy te explicamos por qué la gente conduce agresivamente poniendo en peligro a otros.

agresividad al volante, conduccion temeraria, conducir mal, carencias emocionales

Agresividad al volante y las carencias emocionales

Conducir de forma agresiva es el reflejo de unos problemas personales muy graves que deberían de tratarse en un psiquiatra o psicólogo especializado. Los problemas cotidianos de cada cual se canalizan en una ira irracional con ganas de morir y de matar conduciendo de forma inconsciente. Debemos conocer todas estas premisas para que no nos pase como a los idiotas agresivos que van por ahí con carnet de coche, moto o camión. Es penoso tener que decirlo así, pero prácticamente el 90% de los conductores agresivos son hombres. Hombres y deficientes mentales. Vamos con las causas y con casos concretos:

  • Maltratado por su mujer: El hombre maltratado por su mujer, es el típico tipo duro que cuando está en presencia de su pareja es un cachorrito de polluelo sometido. Va de hombre macho alfa por la vida pero cuando su mujer le dice que agache la cabecita, la agacha como si de un socialista cumplendo las medidas del covit se tratara. Estos machitos, cuando conducen muestran actitudes como pegarse en autovía al culo de quien va delante, adelantamientos agresivos y peligrosos, entradas y salidas de rotondas invadiendo otros carriles, impaciencia, excesos de velocidad. Todo esto porque en su subconsciente quiere morir para no tener que aguantar a su mujer. La putada, es que además de querer morir, quiere llevarse por delante a quien pueda a causa de su ira. Porque no es capaz de plantarle cara a su pareja o no tiene la suficiente autoestima para dejarle.
  • Micropene: Tener una polla pequeña o enana es una discapacidad en el mundo de apariencias en el que vivimos. Pero esta gente no reciben una paga. Por el contrario están recibiendo continuamente recordatorios de que su pene es pequeño y que es un moñeco en esta sociedad de machotes. ¿Qué pasa con esto? Pues que cuando van conduciendo con su cochazo o coche mierda potente (Porque necesitan potencia para compensar la micropolla), muestran una conducción donde deben quedar por delante, por velocidad, agresividad, o simplemente ir por delante de ti aunque se pare a veinte metros en un semáforo y llegues diez segundos después a su lado. Estos son potencialmente peligrosos, porque su vida gira en torno a su polla enana. Cualquier día se estrellan en una autovía jodiendo a gente inocente.
  • Taxistas o Ubers: Esta fauna se creen los reyes de la carretera. Sus perfiles psicológicos los ponen como sabiondos ante cualquier persona mundana. Se creen con el derecho de parar en cualquier parte, (Aunque sea una calle de un solo carril y haya un sitio al lado, les da igual. Su preferencia manda por sus cojones y el resto nos jodemos esperando a que descarguen las maletas), se pegan a tu culo en ciudad peligrosamente arriesgándose a que les frenes de golpe y les revientes el coche, cambios de carril agresivos y sin señalizar, salida de la rotonda por el carril interior… Para colmo, van de listos. Siempre saben más que tú y en su mayoría (Por experiencia lo digo) la higiene no va con ellos. Al menos en los taxistas. Los Uber parece que se bañan más seguido. El resumen de estas actitudes es el odio que tienen por el resto de personas a causa de ser taxistas al servicio de otros y no poder cobrar una paga de funcionario y hacer el vago como los policías o administrativos del SEPE. También acompañado de las otras causas, como micropene, mangoneo de sus parejas o fustración personal.  Debo decir en su defensa, que los taxistas y Ubers, no todos son así. Pero desafortunadamente, casi todos los que me he cruzado son como se describe aquí, o incluso peor (He sido muy suave). También debo decir que a día de hoy prefiero coger un taxi que un Uber.

taxistas micropene, taxi infracciones, agresividad al volante, conduccion temeraria, conducir mal, carencias emocionales

Estos son unos ejemplos para que entendamos a la gente que conduce como el puto culo a propósito. Porque también puedes conducir mal por no tener práctica, ser idiota, empanado o empanada, o simplemente porque tu inteligencia espacial y psicomotriz no da para más. La diferencia es la agresividad.

Conductas agresivas en carretera

Conociendo las causas, vamos a describir algunos de los resultados y las consecuencias que pueden traer. Porque si eres un conductor agresivo, leyendo todo este artículo, quizás reflexiones y pares de ser gilipollas.

  • Pegarse muchísimo al coche que va delante: Tanto en autovía como en ciudad, cuando el tráfico está un poco congestionado, puede aparecer esta tendencia. Un vehículo pegado a tu culo es un peligro por una la sencilla razón… Un pequeño incoveniente puede hacerte frenar de golpe, y el tonto de mierda que tienes detrás se empotrará contra tu parte de atrás. Es el momento de fingir lesiones y que el anormal pague. En autovía la cosa se complica, porque puede causar un choque múltiple e incluso muertes. Pero lo siguen haciendo porque les falta medio cerebro.
  • Salir de la rotonda desde el carril interior: Tendencia muy común. Cuando estás en la rotonda, puedes girarla entera por el carril de más afuera si quieres, es un movimiento legal. Pero ojo, porque los chunormales abundan, y en ocasiones querrán salir desde en carril interior cruzándose por completo en tu camino. Me ha pasado hasta con motos, que han tenido que pegar frenazo para no estamparse con mi puerta… Lo peor, es que encima se quejan. Putos anormales de mierda, estudiad la ley vial, o al menos, actúen con lógica. Ojalá coman mierda en cada rotonda y se arruinen pagando subidas de cuota del seguro.
  • Invasiones de carril en general: ¿De verdad no hay sufiente espacio que tienes que ir pisando la línea del otro carril cuando vas por una carretera de dos carriles? Pedazo de basura, no eres el dueño de la calzada. Circula con civismo. La carretera no es tuya, es de todos.
  • Parar en doble fila teniendo un hueco al lado: Uno de los ejemplos más comunes de ser un infraser al volante es parar donde les sale de los santos cojones enanos o del coño cerrado y frígido que les caracteriza. ¿Qué derecho tienen a apoderarse de un carril y que el resto de conductores tengan que esquivarle? Entorpecer el tráfico de esta forma (Y en muchas ocasiones habiendo un hueco para aparcar unos metros más adelante) es síntoma de egoismo, incivismo y retraso mental agudo. En algunas ciudades, los propios ciudadanos se han dedicado a escupir o destrozar coches mal aparcados o parados.
  • Poner reguetón a todo volumen: ¿Hay algo que refleje más tu incopetencia cerebral que escuchar reguetón? Sí, escucharlo a todo volumen en tu coche para que todos sepan que tienes un retraso. Baja la música gilipollas, nadie quiere oír cómo maltratan a una mujer en una canción. Es una agresión acústica a la gente civilizada.
  • Aparcar pisando la línea e impidiendo aparcar a otros al lado: La frágil masculinidad de estos conductores a veces no quieren que nadie aparque a su lado y hacen ésto. Pues amigo, igual te encuentras un moco en la puerta o un espejo roto… porque hay gente que no se toma esto bien. Que no pueda aparcar o tenga que pegar mi coche excesivamente al tuyo por tus problemas mentales y sexuales, se merec un escarmiento. Deja de hacer esto. Aparca bien gilipollas.

Bien. Pues con toda esta basura, reflexiona. Ojalá seas un mejor conductor después de leerlo. Te sentirás mejor contigo mismo/a y tu vida cambiará. Porque cómo conducimos, refleja cómo somos. Rebaja tu agresividad al volante por el bien de todos. No es tuya la calle, pardillo. Cálmate de una vez.

Si te has enfadado al leer este artículo, es porque claramente padeces de agresividad al volante, y por tanto, acarreas alguno o algunos de los problemas emocionales o físicos (micropolla) aquí descritos. Si eres una víctima, ve pensando en tomarte la justicia por tu mano. Escupe o araña puertas, rompe espejos. No dejes que esta gentuza campe a sus anchas.